Martes, 23 de Julio de 2019 - de ,

  

Parasha Balak

Parasha Balak - פרשה בלק

Hay personas en el mundo que simplemente son demasiado entrometidas para su propio bien. Como señala el Rey Salomón en Proverbios, crean perros que pasan y se involucran en disputas y controversias que realmente no los afectan directamente. Esa es la transgresión principal de Balak como se describe en la lectura de la Torá de esta semana. El pueblo judío no lo está amenazando ni a él ni a su nación. Simplemente estaban en el vecindario y explota su presencia por su propia ambición personal y sus prejuicios.

Hay una terrible tendencia en los asuntos humanos a ocultar que es un entrometido con el aura de altruismo y justicia. El Talmud critica a quienes provocan controversias, especialmente cuando no están personalmente involucrados o afectados por el tema en cuestión. A Balak nunca le gustó el pueblo judío y siempre buscó eliminarlos de la vida en su vecindario.

Él es consciente que actualmente no está en peligro de ellos y aunque están pasando por al lado de sus fronteras, no tienen ninguna intención de conquistar su tierra. Sin embargo, se pelea con el pueblo judío y - por así decirlo- con Dios mismo, y se hace pasar por campeón de todas las naciones amenazadas por la mera existencia del pueblo judío y su derecho a heredar la tierra que Dios prometió a sus antepasados.

Balak, con su compañero dispuesto Bilaam, idea un plan para maldecir al pueblo judío y así debilitarlos y eventualmente eliminarlos de la escena. Pero él oculta la animadversión hacia el pueblo judío con principios que suenan bien y motivos justificables. Pero al final, simplemente se está entrometiendo en asuntos que no le conciernen directamente.

Somos testigos de este fenómeno en el mundo de hoy en relación con el Estado de Israel, y por inferencia, el pueblo judío en general. Todo el mundo está preocupado con la situación con respecto a los israelíes y los palestinos. Nadie parece estar dispuesto a dejar que las partes en esta disputa resuelvan el asunto por sí mismas y consigo mismas. Todos tienen planes, hojas de ruta y consejos sobre cómo presionar a Israel para que ceda de alguna forma a las demandas de los palestinos.

Esta disputa en realidad no concierne a ninguno de los profesores universitarios o los bienhechores que lideran el movimiento BDS o cualquiera de las otras innumerables ONG que nos acosan constantemente. No viven en ese vecindario del mundo ni están sujetos a los constantes peligros que rodean a la sociedad israelí día tras día.

Ellos glorifican su intromisión en los asuntos de los demás por su arrogancia de su propia justicia y el: "sé lo que es bueno para ti, mejor que tú", que a menudo identifica a los que se dicen progresistas y liberales.

Hay muchos Balak y Bilaam en el mundo de hoy que están preocupados por nosotros y básicamente no quieren hacernos daño. Como todos los personajes humanos que encontramos en la Biblia, Balak y Bilaam son prototipos de seres humanos posteriores que existen en todas las generaciones y circunstancias. Tengamos cuidado con su benevolencia y bendiciones.

Shabat Shalom Umevoraj
Rabino Shmuel Szteinhendler

Shavuot

Shavuot - שבועות

Aunque no existe una manera muy precisa...

Leer más

  • Av. Tomás Moro 261 (interior) Las Condes - Santiago de Chile
  • Teléfono (+562) 2224 8523
  • Email: contacto@beitemunah.cl