Miercoles, 26 de Junio de 2019 - de ,

  

Shavuot

Shavuot - ×©×‘ועות

Aunque no existe una manera muy precisa de medir la importancia relativa de las festividades del año del calendario judío, podemos estar de acuerdo en que la festividad de Shavuot parece ser las menos dramáticas de todas. La Torá la describe como un día de fiesta agrícola que conmemora el inicio de la cosecha de granos y el reverdecimiento de los primeros frutos de la temporada como ofrenda en el Templo de Jerusalén.

La tradición judía y la sanción rabínica han enfatizado y etiquetado la fiesta como el aniversario de la entrega de la Torá al pueblo judío por parte de Dios en la Revelación en el Monte Sinaí. Con la ausencia del Templo, la fiesta ha tomado esta conmemoración como el punto central de su observancia.

El sionismo secular intentó restaurar la primacía de su componente agrícola en la conmemoración de la festividad pero fue singularmente infructuoso. Por lo tanto, incluso hoy en la Tierra de Israel este aspecto agrícola de la fiesta sigue siendo muy secundario a su conmemoración histórica de la revelación en el Sinaí. Y en esto hay una lección importante que se repite a lo largo de la historia judía.

Saadya Gaón resumió sucintamente este mensaje cuando afirmó: "Nuestra nación, el pueblo judío, es una nación solo en virtud de su Torá". Todas las otras facetas de nuestra nación existen solo debido a este momento histórico central. - la concesión de la Torá al pueblo judío por Dios a través de Moshé en la montaña del Sinaí. Este fue y es el momento crucial en toda la historia judía. Todo lo demás que nos ha ocurrido durante estos tres milenios y medio tiene un rumbo directo y se deriva de ese momento en la historia judía y humana”.

Por lo tanto, no debe sorprendernos por qué la fiesta de Shavuot es el día de la conmemoración de la entrega de la Torá en el Sinaí. Al repasar los largos siglos de nuestra existencia, podemos apreciar realmente cómo hemos sido preservados, fortalecidos y mejorados en todos los sentidos mediante nuestra estudiada aplicación de la Torá en cada faceta de nuestra vida personal y comunitaria.

Aquellos que abandonaron los valores y enseñanzas de la Torá se quedaron al margen de la historia y, en general, ya no forman parte de nuestro pueblo. A diferencia de Pesaj y Sucot, Shavuot no lleva consigo ningún ritual especial ni ningún mandamiento, salvo la tardía incorporación de la práctica del Tikun Leil Shavuot (permanecer despiertos toda la noche estudiando para “reparar durante esa noche el hecho- acreditado a interpretaciones- que el pueblo se quedó dormido mientras se producía el acto de la Revelación-). Sin duda es la menos dramática de todas las fiestas del calendario judío. Pero, más bien, representa todos los días en la vida judía, dominada por el estudio y la observancia de la Torá y sus valores eternos.

El nombre de la festividad significa "semanas" - unidades de tiempo que miden nuestro progreso en esta tierra. No son solo las siete semanas desde Pesaj a Shavuot a las que se hace referencia, sino que nos recuerdan todas las semanas de nuestras vidas que componen nuestra estancia en este mundo. El tiempo tiene importancia para nosotros cuando lo consideramos significativo y bien empleado. El propósito de la Torá fue y es lograr eso. Y por lo tanto, el día de la conmemoración de la entrega de la Torá a Israel se llama así muy acertadamente porque es la Torá la que da sentido a nuestros días y semanas.

Las costumbres de la festividad también hacen referencia a la escena en el Monte Sinaí el día de la revelación. Comer alimentos lácteos, decorar la sinagoga y el hogar con flores y verduras, y todas las sesiones de estudio de la Torá toda la noche se han convertido en parte de la conmemoración de la festividad en sí. Todos ellos se relacionan con el Sinaí y la revelación. El pueblo judío, a través de una larga experiencia y siglos de análisis, ha transformado esta fiesta agrícola, aparentemente física, en el reino de la espiritualidad y la historia eterna.

En este día de fiesta, se nos otorga una visión del pasado y del futuro al mismo tiempo. Somos capaces de descubrir los secretos de nuestra supervivencia y eternidad como nación, y como la fuerza principal en la civilización humana durante estos milenios. Así que es la fiesta de Shavuot la que otorga el verdadero significado y la necesaria legitimidad a todas las demás fiestas del año calendario judío.

Shavuot es la piedra angular de todo el año, ya que sin ella todos los días de celebración y conmemoración permanecen desprovistos de espiritualidad y eternidad. No requiere ningún mandamiento u observancias especiales porque es el fundamento de todas las conmemoraciones a lo largo de la vida y el tiempo judíos.

Jag Sameaj
Rabino Shmuel Szteinhendler

Shavuot

Shavuot - ×©×‘ועות

Aunque no existe una manera muy precisa...

Leer más

  • Av. Tomás Moro 261 (interior) Las Condes - Santiago de Chile
  • Teléfono (+562) 2224 8523
  • Email: contacto@beitemunah.cl